miércoles, 18 de abril de 2018

Hombre


Tú, mágico, misterioso, lleno de bondad, un hombre fiel a sus principios, con un don de palabras algo sobrenatural en este siglo que corre, donde todo es superfluo y vacío.

Tú, poeta sin rima que deslizas el alma en cada frase y en cada sílaba.

Tú, que construyes castillos que flotan entre fantasías y realidades compatibles en los sueños de locos que son muy cuerdos.

Tú, hombre de alma abierta a mentes inquietas que ven más allá de los ojos abiertos a un mundo ciego.

Tú, sabedor de palabras dulces que no se pronuncian con la boca, que se escriben desde un alma soñadora que nadie comprende.

Tú, soñador indomable de quimeras y de realidades absurdas que adornas con tu corazón latente y emocionado.

Tú, hombre y sueño, silencio y melodía, paz y ruido, constancia y desorden, alegría y tristeza, luz tenue que brilla en un mundo oscuro...

Tú, amigo y compañero que siempre llevas palabras donde el alma las encuentra.

TCL

domingo, 18 de marzo de 2018

Esperanza


He atravesado océanos de tiempo 
para venir a buscarte,
esperando la llegada de ese día para contemplar
con templanza lo divino y humano
y cobijarme en el seno donde la fortuna de la vida
se hace voluntad y el hecho carne.

Donde el corazón palpita fuerte 
y la sangre se alborota.

Donde la guarida lejos de ser fría, 
cobija el calor soñado
en un tiempo remoto que no existe.

Allí donde se para todo y solo se oye  
el sonido  de tu respiración,
al unísono con la mía.

Te he buscado entre las sombras de mi soledad 
y te he descubierto en mi retina, 
ahí donde te veo sin mirarte,
estás escondida en cada latido 
y en cada marca de mi piel
que sueña con tus caricias.

He visto en ti el verbo del amor.

Donde los sueños se vuelven caricias
y las caricias amaneceres de libertad.

Eres esa luz tenue en la noche que invita al deseo,
la luna donde guardar un secreto,
el olor a incienso que embriaga el sueño.

El verbo hecho carne, la carne que invita a pecar.

Eres pecado y amor, fuego y calma, luz y oscuridad
cuando me despido por la mañana.

Donde los suspiros brotan de la melancolía
y olor a tu cuerpo envuelve 
la penumbra de mi pensamiento
hasta elevarlo al infinito y poner fin 
a la soledad de mi alma.

Eres aquel atardecer de rojos alardes, 
de armonía crepitante.

He dibujado con mis manos tu cara 
y he deseado abrazarte
con el sólo deseo de sentir 
el latido de tus sentimientos.

Y dormir hasta que la luna se esconda 
entre los rayos de oro que cubren los días.

Y te sueño de día, y te espero en la noche,
donde puedo refugiarme en tu pecho,
donde el calor de tu cuerpo lo hago mío,
ahí donde vivo, donde yo respiro,
porque eres mi luz y mi oxígeno, mi paz y mi vida,
mi alma impregnada de ti...
sólo a tu lado descansa.

TCL y FRCD

En colaboración con Francisco Ramón Camuñas Díaz. 
Gracias, amigo, por participar.


domingo, 11 de febrero de 2018

Fuera y dentro


Me he pintado para ti 
mi mejor sonrisa,
de rojo carmí­n.

Me puse aquel vestido,
negro de escote sin freno.

Me planté los tacones
que te gustan a ti.

Ahora hablemos de dentro.

Me he perfumado el alma 
de rosas silvestres.

Mi mente de ambrosía 
sin límites para ti.

El corazón lo llené 
de caricias en cada latir.

El deseo de lujuria,
para compartir.

El amor no lo he tocado,
lo quiero descubrir.

Ahora gocemos el momento
y volvamos a repetir.

TCL


domingo, 14 de enero de 2018

Soledad



Soledad, refugio de locos poetas
que se esconden entre las sombras
para alcanzar sus letras.

Lugar de grandes pensamientos,
escodite de los miedos
donde libres alzan el vuelo.

Soledad que a veces llega sin llamarla
para oirnos por dentro,
para guardar nuestros secretos.

A veces querida y odiada a la vez,
necesaria siempre que llega
sin alma ni pena.

Soledad que se apropia del ser
que te habla desde lo mas hondo,
donde los llantos siempre son sordos.

Tócala con tu alma
recréate en el autodescubrimiento,
métete en ella y pierde el miedo.

Soledad, tiempo de encuentro del "yo"
exploración de reconocimiento interno,
descubridora de nuestro talento.

Compañera fiel que te conoce,
conversa con ella hasta amanecer,
pañuelo de lágrimas que corren.

Soledad, espejo de emociones,
ratos de reflexión interior,
que te muestra soluciones.

Equilibrio entre el yo y los demás,
conocimiento a fondo de nuestra identidad,
silencios que solo tú sabes escuchar.

Soledad que me acompañas siempre
en mi tiempo alegre y triste,
soledad que mira sin verme,
que me habla sin oírme,
soledad que me entiende
cuando nadie mas existe.

TCL

domingo, 31 de diciembre de 2017

Un final para un nuevo comienzo


Un final para un nuevo comienzo. 

Un año cargado de aprendizaje se va, lleno de sentimientos nuevos con los que te acostumbras a vivir, vacíos inesperados que se esconden en lo más profundo del alma.

Un año con lágrimas, dolor, melancolía, tristeza... pero con momentos mágicos llenos de amor, risas, música, sorpresas...

Recuerdos imborrables que marcan un antes y un después, preparación para recibir todo con más fuerza, con los pies en el suelo y el alma en las manos, para ofrecer siempre lo mejor de una misma.

Hoy se acaba un año, pero a la vez comienza otro, lleno de sorpresas, agradables o no, aquí estamos para soportar cada nueva batalla, con ilusiones y esperanzas, con fuerza y energía positiva, sin rendirse nunca.

Hoy se acaba un año, sí, pero aún quedan 365 nuevas historias que escribir en nuestros corazones... de momento.

Gracias, a ti, por seguir a mi lado, también a ti, por no estar y enseñarme que merece la pena o que no.
Gracias a los míos, donde un trocito de mi alma está presente. 

¡¡Adiós 2017!!
¡¡Bienvenido 2018!!
¡Feliz Año Nuevo!

TCL


domingo, 26 de noviembre de 2017

No me ves



 Dices que no me ves, es verdad, estoy escondida entre las sombras de mi soledad.

 Allí donde nadie hurga, donde la oscuridad acecha, donde nadie entra a buscar por el frío que deja inerte el cuerpo del cobarde.

 Debajo de la capa de invisibilidad donde soy intocable, donde nada penetra, donde sólo yo veo las acciones de la gente con careta.

 Es cierto, no estoy, me he perdido en mi oscuro mundo, aquel que me abriga, donde no hay ojos amenazantes ni lenguas de víboras. Un mundo de recuerdos olvidados, de luces tenues y a veces de una oscuridad extrema, impenetrable por almas vacías, por seres humanos sin nombre, por cuerpos sin manos. 

 No me ves en caricias lejanas, ni en besos atrasados, no estoy en ese lugar donde miras sin ver, no me ves en tus recuerdos por no mirar tu reflejo, ese que se ha difuminado con el tiempo.

 Aquí la espera es lenta, casi agónica, pero también es certera, viendo vacíos y sombras, palabras que mienten, sentires opacos, almas neutras, valores sin dueño y pocos te amo.

Dices que no me ves, pero... ¿acaso me has buscado?

TCL


miércoles, 25 de octubre de 2017

SIÉNTEME


Quí­tame este calor inmenso
que siento en mi cuerpo.

Desátame las pasiones
que tengo dentro de mi pecho.

Navégame al ocaso
cada clamor de piel.

Profundiza en el abismo
de mi mirada sin ley.

Bébete cada uno de mis besos
que saben a miel.

Piérdete en mi guarida
una y otra vez.

Duérmete a mi vera
y despiértame al amanecer.

TCL